Nosotros

 

PiedemonteSantander abrió sus puertas el 28 de Marzo del 2014 con la ilusión de crear una empresa innovadora e igualitaria a todos los sectores Comercializadores de productos alimenticios

Formada por agricultores, aportamos la perspectiva desde todos los puntos de vista del negocio de comercializacion de productos alimenticios al servicio del campo. Entendemos a la perfección las necesidades de los usuarios de esta empresa, por lo tanto PIEDEMONTESANTADER mira por todos a la hora de servicios y calidad.

INNOVACION

Gracias a la experiencia de nuestros agricultores y a sus buenas cosechas PIEDEMONTESANTANDER cuenta en inovaciones en la comercializacion de los productos de primera calidad

Las cualidades de unas instalaciones totalmente aisladas con paneles, se reflejan en los productos al mantenerse más frescos y limpios y así una mejor venta a los clientes y un inmejorable servicio a disposición del usuario.

CALIDAD

PIEDEMONTESANTANDER comercializa productos de producción propia y de sus socios productores que abarca el campo de Santander. PiedemonteSantander se distingue por ofrecer la posibilidad de empaquetar sus productos directamente en el campo.

Nuestros productos son:

PERECEDEROS:

  • FRUTAS
  • PULPA
  • ZUMOS
  • VERDURAS
  • HORTALIZAS
  • CARNE
  • PESCADO
  • POLLO
  • CERDO

NO PERECEDEROS:

  • GRANOS
  • ENDULZANTES
  • ACEITES
  • ENLATADOS
  • BEBIDAS
  • HARINAS
  • CEREALES

CAMPO

En las Instalaciones de PIEDEMONTESANTANDER iniciamos los procesos de certificación ISO, que certifica el control continuo tanto de trazabilidad como de buenas prácticas agrícolas y aportan la garantía al cliente de obtener un producto seguro.

La recolección de nuestros productos se realiza diariamente por personal cualificado y una vez el equipo técnico de PIEDEMONTESANTANDER ha realizado las verificaciones correspondientes.

Es un beneficio importante al disminuir el tiempo que transcurre desde la recolección hasta la plataforma del cliente y de esta manera aumentar la vida comercial de nuestros productos. Por otra parte, la manipulación de estos productos se reduce y por tanto, el riesgo de daños físicos en el producto. Al reducir trasiegos, manos de obra, etc. disminuimos los costes y podemos ofrecer un precio muy competitivo.